Control de salida y embalaje

EQUIPOS EN PRUEBAS FINALES: Superadas cada una de las fases de fabricación, se somete al equipo a una última fases de comprobación y fatiga, para determinar si existe alguna incompatibilidad entre el software y hardware.

FATIGA DE HARDWARE: Deberán de superar un funcionamiento óptimo durante un periodo continuado de 72 horas sin desconexión elétrica. Los equipos que superan esta prueba, pasarán posteriormente a la fase de embalaje.

Para el embalaje se utilizan materiales antiestáticos, para evitar las tensiones estáticas que pueden producir la destrucción de componentes electrónicos. Irán sometidos a un proceso de proteción a la humedad.

Cuando los equipos se envían al exterior, además del embalaje convencional, se utilizan embalajes de madera con tratamiento, con los equipos envasados al vacío y adecuados a las normas de transporte internacional.